SATÉLITES


La Historia de los Satélites Argentinos




external image satellite_orbit_lg600.jpg
external image satellite_orbit_lg600.jpg






Satélites argentinos



Han sido en su mayoría realizados como parte del Programa de Diseño y Construcción de Satélites SAC (Satélites de Aplicaciones Científicas) como parte del Plan Espacial Nacional Argentina en el Espacio 2004 – 2015, implementado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE).

También existe un satélite, el Pehuensat-1, diseñado y elaborado por la Universidad Nacional del Comahue y lanzado en enero de 2007, desde la India.

Reseña histórica
1990-Lusat1
La historia satelital argentina comenzó en enero de 1990 cuando el cohete Ariane dejó en órbita espacial al Lusat 1, el primer objeto argentino puesto en órbita. Fue la obra de radioaficionados unidos a una agencia de Estados Unidos .
1996-Víctor1
Lanzado el 29 de agosto de 1996, con el cohete ruso Molnya para prever el tiempo y prognosis sobre el clima.
1996-SAC-B
Lanzado el 4 de noviembre de 1996.
1997-Nahuel1-A
Llegó al espacio en enero de 1997 y el objetivo fue las telecomunicaciones. No fue hecho por argentinos.
1998-SAC-A
Fue lanzado el 14 de diciembre de 1998 y el SAC-C se lanzó el 21 de noviembre de 2000 y es un satélite argentino de teleobservación. Salió de una base de California.
2001-PADE
(Paquete Argentino de Experimentos) entró en órbita el 6 de diciembre de 2001 fue y volvió en el transbordador de la NASA. Tal como su nombre lo indica no fue en realidad un satélite sino un conjunto de experimentos.
2007-Pehuensat-1
Fue lanzado el 10 de enero de 2007 desde la India, entrando en órbita 20 min después.
2010-Aquarius
El satélite del Bicentenario


La Comisión Nacional de Actividades Espaciales - CONAE

Fundada en 1991, depende del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación Argentina. En conjunto con la empresa estatal INVAP de Bariloche, y asociada principalmente con la NASA, provee la plataforma satelital y la mayoría de los instrumentos y controla los satélites desde la "Estación Terrena Teófilo Tabanera", situada en la provincia de Córdoba.

Es el único Organismo del Estado Nacional competente para entender, diseñar, ejecutar, controlar, gestionar y administrar proyectos, actividades y emprendimientos en materia espacial en todo el ámbito de la República.

Su misión, como agencia especializadaes proponer y ejecutar el plan espacial argentino, considerado Politica de Estado, con el objeto de utilizar y aprovechar la ciencia y la tecnología espacial con fines pacíficos.

En 1994 se redactó el Plan Espacial "Argentina en el Espacio 1995-2006" en el que se enumeraron una variedad de acciones concurrentes a esos objetivos generales, estableciéndose que debe ser actualizado periódicamente, contando en cada oportunidad al menos con una década de horizonte para las actividades espaciales nacionales. En cada revisión del Plan se tienen en cuenta los avances de la tecnología espacial que tuvieron lugar durante el período anterior y la marcha de las demandas sociales en la materia.

Actualmente se encuentra vigente el Plan Espacial Nacional 2004 - 2015.

El Plan Espacial pone especial énfasis en el uso y los alcances del concepto de "Ciclo de Información Espacial", que reúne el conjunto de las etapas que comprenden el sensado, generación, transmisión, procesamiento, almacenamiento, distribución y uso de la información espacial.

Dado el amplio número de Ciclos de Información posibles, se a requerido para su selecciñon que, ademas de su relevancia socioeconómica generen actividades y proyectos que permitan:

1. Aplicar y desarrollar conceptos tecnológicos avanzados.

2. Optimizar recursos humanos y económicos.

3. Efectuar una genuina cooperación internacional de carácter asociativa.

4. Actuar como arquitecto espacial, privilegiando el manejo del conocimiento por sobre la ejecución.

5. Concebir todo el Plan Espacial como un proyecto de Inversión.

SAC ya construidos:


SAC-A: La misión SAC-A, concebida como modelo tecnológico como parte de la Misión SAC-C,
puso a prueba una serie de instrumentos desarrollados en el país, potencialmente aplicables en otras Misiones. Estuvo también dedicado a probar, experimentalmente, tanto la infraestructura material como la humana de los equipos de telemetría, telecomando y control.

La misión permitió el entrenamiento de un grupo humano importante tanto para la preparación de los centros de control (hardware y software) como para el control de los satélites.

Además, el sistema de Control de Actitud del satélite incluyó una rueda de inercia también desarrollada en la Argentina.

SAC-B: Se lanzó en 1996 (antes que el SAC A) con el objetivo de investigar las fuentes explosivas extragalácticas de alta energía. Su peso era de 191 kg, (50 kg de carga útil). Fue puesto en órbita montado en el cohete estadounidense Pegasus XL. Debido a fallas en el vehículo disparador no pudo eyectarse del mismo y al quedar pegado se quedó sin energía por lo que sólo pudo dar escasas vueltas a la tierra. Sin embargo pudo poner en funcionamiento todos sus sistemas correctamente hasta que las baterías de a bordo se agotaron. Esto último se debió a que al haber estado incorrectamente adosado al cohete Pegasus el satélite no pudo desplegar sus paneles solares.

SAC-C: La misión SAC-C cubre tanto la Observación de la Tierra como mediciones con fines científicos.
La observación de nuestro planeta, particularmente del territorio argentino, se obtiene a través de imágenes ópticas orientadas al estudio de ecosistemas terrestres y marinos.
En los aspectos científicos obtiene datos de: temperatura y vapor de agua de la atmósfera, campo magnético y onda larga del campo gravitatorio terrestre, y estudia la estructura y la dinámica de la atmósfera y de la ionosfera.Los países asociados a esta misión son: EE.UU, Italia, Dinamarca, Francia y Brasil.


Proyectos 2007 – 2015

Está prevista para antes del año 2015 la creación de dos estaciones satelitales más, posiblemente en Tierra del Fuego y en la Antártida, y los siguientes satélites:

SAC D / Aquarius

Objetivo: estudiar la salinidad del mar y detectar zonas de riesgo de incendios e inundaciones. Se lanzará en 2008 y pesará 1,6 t. Servirá de “contenedor” de distintos instrumentos de medición. Entre sus aparatos llevará a bordo al radar Aquarius, construido por la NASA, y una cámara diseñada por la agencia espacial argentina que trabajará con cuatro canales en el infrarrojo. Medirá por primera vez la salinidad de los océanos del mundo (una tarea que hasta ahora se ha hecho sólo desde los barcos) y detectará los cambios climáticos en el planeta. Recopilará también información sobre el desprendimiento de los hielos en las zonas polares, la humedad de los suelos, los focos de incendio y la temperatura de las aguas del mar, un dato de particular interés para la actividad pesquera.

SAC E (Sabia)

De misión óptica. Satélite argentino-brasileño de información sobre agua, ambiente y producción de alimentos en la zona del Mercosur

SIASGE: los SAOCOM

Con la Agencia Espacial Italiana la CONAE está desarrollando el Sistema Italo Argentino para la Gestión de Emergencias (SIASGE). Este sistema comprende un total de seis satélites equipados con sensores de microondas activos (radar de apertura sintética). Los dos satélites argentinos de este sistema, denominados SAOCOM trabajan con radares en la banda L (de microondas de 23 cm de longitud de onda), y los cuatro satélites radar italianos, los COSMO-SkyMed, operan en banda X (microondas de 3 cm de longitud).

El primero de los satélites italianos se lanzó en junio de 2007 desde California[1]. Es capaz de obtener información de la humedad del suelo, estructuras geológica, recursos forestales y marinos, cosechas, erupciones e incendios. Sirve también de apoyo a actividades judiciales y de seguros, aunque su aplicación primordial es militar.

Pehuensat-1

Un satélite con objetivos educativos construido totalmente en la Argentina fue lanzado el 10 de enero de 2007 a la mañana, a bordo de un cohete desde una base aeroespacial de la India. El armado demandó cinco años y fue realizado por investigadores de la Universidad Nacional del Comahue.

Lo denominaron Pehuensat-1 en referencia al pehuén, que es un árbol legendario y autóctono de los bosques andino patagónicos, identificado con las provincias en las cuales tiene sus sedes académicas la universidad.

Construido por 17 docentes y 44 estudiantes de la Facultad de Ingeniería de esa casa de altos estudios, fue lanzado a las 9.23 hora de India (1.53 hora argentina) en el cohete Pollar Satellite Launch Vehicle (PSLV C7), desde la base de Satish Dawan, costa este de ese país. El Pehuensat-1 llegó a su órbita tras 20 minutos de viaje, donde permanecerá, según consideraron los técnicos, "durante varios años".

El satélite pesa 6 kg, recorre la órbita a unos 640 km de altura, y viaja a una velocidad alrededor de la Tierra de 25 mil km/h. Su pequeño tamaño contrasta con la mole de más de 40 m de altura que tiene el cohete PSLV c7 que lo transportó al espacio. Tiene una estructura con caja de aluminio tipo espacial, paneles solares en una de las caras, la electrónica dentro, el transmisor, una computadora de abordo, dos paquetes de baterías que se recargan con energía solar y una antena encargada de transmitir a tierra los parámetros del satélite".

Según explicó el responsable del Programa, Jorge Lassig, "...este proyecto tiene como finalidad educar en tecnología espacial en la Argentina...", "... la formación de recursos humanos en el área espacial que generó permitió que la universidad del Comahue cuente hoy con la infraestructura necesaria para la creación de futuros satélites". Es el primer satélite construido por una universidad pública a nivel mundial.

AR-SAT

Por otra parte las autoridades de INVAP y Ar-Sat firmaron un contrato por el cual el INVAP construirá tres satélites de comunicaciones en los próximos diez años. La inversión total será de entre 150 y 200 millones de dólares. El primero de los satélites comenzará a fabricarse en 2007 y se terminará en un plazo de cuatro años y medio. Los otros dos satélites deberían estar construidos en el 2017.

Centro Espacial Teófilo Tabanera

El Centro Espacial Teófilo Tabanera se encuentra ubicado a 30 km al sudoeste de la ciudad de Córdoba. En el mismo se encuentran:

La Estación Terrena Córdoba (ETC) efectúa la recepción regular de datos satelitales del territorio nacional, la plataforma continental y los países limítrofes, y realiza la Telemetría, Telecomando y Control (TT&C) de los satélites de las misiones argentinas y de las internacionales con las que se acuerde este servicio.

El Centro de Control de Misión es responsable de la planificación y operación y funcionamiento de los satélites, y elaboración de comandos de las misiones satelitales nacionales. Tambien posee la capacidad para brindar apoyo a misiones de otros países como en el caso del satélite científico de la Agencia Espacial Italiana.

Han sido controlados por el Centro de Control de Misión los satélites SAC-A y SAC-B. Actualmente se realiza la operación del satélite argentino SAC-C.






Se termina el satélite argentino...


El vehículo, el cuarto de la serie SAC, será un observatorio del océano y el clima global. El lanzamiento del satélite está previsto para el año próximo. Según el director del proyecto, “es el más grande y complejo que hayamos construido".
Está por aterrizar en Bariloche un C17 Globemaster de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, fletado directamente a la ciudad patagónica. Carga una gran caja cuyo contenido suma varios miles de kilos. Destino: la nueva misión argentina al espacio, el satélite SAC-D, cuyo lanzamiento está previsto para el año próximo.
El Aquarius, un aparato de altísima complejidad capaz de estimar desde el espacio la salinidad de los océanos y la humedad de los suelos en escala global.
esta hecho para generar una imagen virtual precisa de la superficie del mar.
Y agrega: "Hemos estado construyéndolo desde 2006. Después de terminar el plano de detalle, nos llevó aproximadamente 30 meses, o incluso más, construirlo. Pero ya está totalmente testeado".
El SAC-D Aquarius ofrecerá por primera vez la posibilidad de estimar la salinidad de mares y océanos en forma global, ya que hasta ahora sólo se conocía mediante mediciones realizadas puntualmente, mediante embarcaciones y boyas.
La salinidad es una característica fundamental del océano. Los contenidos de este mineral en los mares influyen en el cambio climático y desempeñan un papel protagónico en el ciclo hidrológico de evaporación y precipitación. "El 70% de la Tierra es agua; el agua domina el clima -sonríe Sen-. Es decir que, cuanto más entendemos el océano, mejor comprendemos el clima."
Pero éste no será el único instrumento que viajará a bordo del nuevo satélite. Su carga útil incluye otros siete, cinco de los cuales los está construyendo la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, y en los que participan un sinnúmero de organismos del sistema científico, desde la Universidad de La Plata hasta centros de investigación del Conicet y empresas de base tecnológica. En los otros dos intervienen centros espaciales de Italia, Francia, Canadá y Brasil.
"El SAC-D es el cuarto satélite argentino -dice Daniel Caruso, director de proyecto-. El primero pesaba 80 kg; el segundo, 200; el tercero, casi 500, y éste, unos 1400. Es el más grande y complejo que hayamos construido."



Con fecha de lanzamiento de la Base Vandenberg, en los Estados Unidos, para el 22 de mayo de 2010, en vísperas del Bicentenario, por estos días se lo está "integrando" a toda máquina en Bariloche, en las salas incontaminadas de Invap.
"De hecho, además del Aquarius, el instrumento francés está en la Aduana, listo para ser despachado -dice Caruso-. Es más pequeño; por eso pudo venir en un vuelo regular. Para fines de año, el SAC-D estará completamente armado y testeado funcionalmente, listo para ser enviado a Brasil, donde será sometido a lo que llamamos «test ambiental». Lo vamos a sacudir, a exponer al vacío, al ciclo de [drásticas variaciones] de temperaturas [que imperan fuera de la atmósfera terrestre]. Después, a finales de marzo o abril, lo mandamos todo de nuevo a California para el lanzamiento."
"Hemos estado esperando para este momento crítico desde hace siete años -agrega Sen, que por estas horas ya está en Bariloche esperando el arribo de la nave norteamericana-. Finalmente, vemos venir el instrumento a la Argentina. Estamos excitados."

Es uno de los seis aparatos que serán puestos en órbita en el marco de un proyecto cooperativo entre Argentina e Italia para predecir y gestionar desastres naturales o causados por el hombre. El despegue tendrá lugar en Estados Unidos, pero será seguido desde el Centro Espacial Teófilo Tabanera, en Falda del Carmen. El Instituto Gulich, creado por la UNC y la
CONAE transformará la información obtenida por esta red de satélites en tecnologías y productos.

external image 22-1.jpg

Imágenes del Satélite.

external image 1006684.jpg

El Aquarius, satélite argentino, listo para ser despachado a Bariloche



external image sac-d_gr.jpg




Taringa!
Taringa!





IMÁGENES:


external image ETC-Antenbj-4.jpg

external image sac-c_malvinas_15oct2001.jpg

Imagen tomada de las Islas Malvinas.

external image SAC-Bbuildup2.gif

Construcción del SAC-B, primer satélite salido de la fábrica de Villa Golf.

external image SacB-Pegasus-1.gif
El vector Pegasus XL pende de un "avión nodriza" de la NASA, a punto de despegar para lanzar el SAC-B.
Una falla del cohete impidió que el satélite argentino cumpliera sus objetivos.


external image saca3098_th.jpg
El SAC-A, recién eyectado del Taxi Espacial Endeavour, inicia su vuelo sobre el Océano Índico y la Península Arábiga

external image Sacinfo2.jpg

external image Sac-Dinfo.jpg


external image Aquarius4.jpg
Vista imaginaria del SAC-D en vuelo y en posición de trabajo. El radiómetro Aquarius capta radiaciones de microondas emitidas por la superficie marina y terrestre

external image Sac-CIL.jpg


external image sac-b2.jpg